jueves, 1 de mayo de 2014

Presentación

Presentación de la Revista Convives Nº 6 Inteligencia Emocional 

Lo que hace unos años era una auténtica novedad hoy se ha convertido en algo necesario, algo de lo que no se puede prescindir. 

Todos nos acordamos de los planteamientos iniciales de los libros de Goleman, de las aproximaciones a las primeras definiciones de la inteligencia emocional, de sus iniciales aplicaciones al mundo educativo. Pocas son las personas que hoy cuestionan la importancia de la inteligencia emocional y su presencia a lo largo de todo el proceso educativo en sus diferentes etapas. 

En este nuevo número de la revista CONVIVES queremos avanzar un poco más y profundizar en la relación que existe entre la Inteligencia Emocional (IE) y la convivencia en los centros educativos. ¿Cómo puede la IE ayudar a analizar y a comprender en profundidad los problemas de quiebra de la convivencia que hoy aparecen en los centros educativos? ¿Qué puede aportar la IE al posible tratamiento de los mismos? ¿Qué nuevos instrumentos y recursos ofrece al profesorado la IE de cara a un mejor desempeño profesional que se traduzca en una mayor éxito educativo de todo el alumnado? ¿Qué aporta al desarrollo integral del alumnado la IE? ¿Cómo puede llevarse a la práctica el trabajo de potenciación y desarrollo de la Inteligencia emocional? 

Son éstas algunas de las preguntas que queremos responder a lo largo del monográfico, sabiendo que nunca podremos agotar su tratamiento y que seguirá siendo necesaria una reflexión continua y una nueva consideración de las aportaciones que puede hacer la iE al proceso educativo en todas sus dimensiones. 

Al igual que en otros monográficos de CONVIVES, la primera parte va a aportar cuatro artículos de reflexión teórica sobre el tema. Pablo Fernández Berrocal nos va a situar el tema recordándonos qué es la IE, la historia de su desarrollo y los beneficios de su aplicación. A continuación, el segundo artículo plantea un análisis emocional de las conductas disruptivas que tanto preocupan al profesorado, aportando nuevas claves para su análisis y tratamiento. Agustín Caruana analiza las aportaciones que la IE puede hacer para el tratamiento del alumnado con problemas de aprendizaje, sean éstos de retraso en el ritmo o derivados de necesidades educativos específicas; aportación que abre el camino a un tratamiento más en profundidad, a través de otras aportaciones que se recogen en la bibliografía. Por último, desde la Universidad de Cantabria se nos presenta la evaluación del programa de educación emocional que, impulsado por la Fundación Botín, lleva varios años impartiéndose en centros educativos cántabros. 

La segunda parte, dedicada a experiencias de centros, comienza por la exposición de la Escuela Infantil “Río Ebro” de Motril, que forma parte de la red andaluza de ‘Escuelas, espacio de paz’ y que recientemente recibió un premio en reconocimiento de su trabajo por una buena convivencia. Diversos centros de Secundaria nos muestran su forma de trabajar la IE: el IES “Siglo XXI” de Pedrola (Zaragoza), el IES “Alejandría” de Tordesillas (Valladolid) y el IES “Cardenal Herrera Oria” de Madrid; cada uno de ellos aporta una manera diferente de introducir el trabajo de la IE en el curriculum, que estimulan nuestra imaginación aportando nuevas ideas. Por último, el Centro Concertado “Sagrados Corazones” de Torrelavega cierra el apartado de experiencias, mostrando un trabajo que tiene su continuidad en las diversas etapas de Infantil, Primaria y Secundaria sin solución de continuidad. 

Para el presente número hemos entrevistado a Rafael Bisquerra, sin duda una persona referente en los temas de Inteligencia Emocional, pionero en su introducción en el mundo educativo y fundamental en la aportación de materiales y recursos educativos para el desarrollo de la IE a través del GROP, Grup de recerca en Orientació Psicopedagógica. Se trata de una entrevista larga, pero muy interesante, que merece la pena leer hasta el final. 

Por último, y como viene siendo habitual, se ofrece una pequeña recensión de cinco libros recientes sobre el tema de la IE y su aplicación al mundo educativo, y de manera especial a la convivencia. Se ofrecen también varias páginas web dedicadas ala IE, seleccionadas básicamente por su utilidad y relación con el trabajo de la convivencia en positivo. Desde la asociación CONVIVES estamos convencidos de toda la riqueza que la IE puede aportar para el desarrollo de la convivencia en positivo. No sólo porque sea una dimensión imprescindible, sino por el papel desarrollador y potenciador que aporta a la convivencia. 

Como siempre, os animamos a participar en este debate y a ampliar nuestro conocimiento de la misma. Para ello sigue abierta nuestra página web www.convivenciaenlaescuela.es y nuestro correo electrónico aconvives@gmail.com. Y nuestro deseo fundamental para todos y todas: ¡que seamos muy felices! 

Pedro Uruñuela Nájera