lunes, 17 de octubre de 2016

DETRÁS DE LA NOTICIA


“Hace más ruido un árbol que 
cae que un bosque que crece”

Estos días, los informativos están ofreciendo profusa información sobre un supuesto nuevo caso de acoso escolar. En ésta ocasión se trata de un caso especialmente violento que ha tenido lugar en un colegio de Baleares.

El hecho, como todos los de éste tipo, nos parece triste y lamentable, pero siempre que vemos una situación así no podemos dejar de pensar que dentro de unos días dejará de ser noticia y desaparecerá de los informativos.

Creemos que el problema del acoso escolar es complejo y necesita un análisis más amplio que el actual debate que se ha desatado en los medios, se necesita un debate que huya de los titulares, y que acometa el problema de una forma seria y lo más definitiva posible.

Convives, nuestra asociación, lleva años trabajando el acoso, centrados en la prevención y en la búsqueda de soluciones.  Nos parece que detrás de cada triste noticia sobre un nuevo caso de acoso escolar existen dos puntos de vista:

De un lado, nos consta que existe una realidad dura:
  • Hoy, en cualquier centro, de cualquier lugar, hay chicos y chicas que lo están pasando mal, que sufren cada mañana al ir al colegio. Y esa realidad nos parece tremendamente injusta.
  • Familias que viven angustiadas y no saben como intervenir
  • Profesorado que sigue recurriendo al “cosa de chicos” y al “siempre ha ocurrido”, y con poca idea sobre como acometer el problema.
  • Colegios poco valientes a la hora de afrontar el problema, mas preocupados por su imagen pública que por el bienestar de su propio alumnado.
  • Administraciones lentas, burocratizadas, que cada vez que salta un caso a la pantalla de los informativos, anuncian la puesta en marcha de un nuevo protocolo de detección e intervención. 
  • Una sociedad adormecida, y unos medios de comunicación donde prima el sensacionalismo.

De otro lado, queremos destacar que también existe una cara positiva, esperanzadora. Centros que han hecho ya una apuesta decidida por tratar de erradicar el acoso de sus aulas y por la convivencia positiva.
  • Que han establecido una red tupida de alumnos y alumnas que tratan de impedir el acoso hacia compañeros, o lo detectan precozmente.
  • Que han puesto en marcha programas de tutoría de carácter preventivo, con iniciativas de educación emocional
  • Que se forman, y que forman cada año a alumnado ayudante y mediador, para que puedan resolver situaciones y detectar casos.
  • Que han conseguido hacer del patio de recreo un espacio común de convivencia
  • Que se han dotado de Planes de Convivencia realistas y prácticos.

Centros que no necesitan la presencia de la policía ni de las cámaras de seguridad, porque todos los alumnos y alumnas son responsables del bienestar de todos, porque todo el alumnado es responsabilidad de todo el profesorado. 

Y es que en Convives estamos convencidos que las soluciones llegarán por la vía de la prevención. Esa es nuestra apuesta. 

Centros que cuidan y que se cuidan. Aunque esos no son noticia...

Antonio Lobato. Cádiz. Asociación CONVIVES.